Como todos sabemos planear un viaje requiere tiempo, paciencia y, por sobre todas las cosas, dedicación. A decir verdad, en mi caso no acostumbro a planear mis viajes con demasiada anticipación, de hecho los compro (en promedio) un mes antes de la fecha de viaje. Peeero, la realidad es que al momento de comprarlo ya venía hace tiempo leyendo e investigando sobre el destino.

 

1) Buscar el vuelo ideal

O al menos, un buen vuelo.

Este es el primer paso a la hora de organizar un viaje. Y para mí, el más difícil. O, mejor dicho, es la tarea que requiere más tiempo y dedicación.

Yo creo que el vuelo ideal es el de mejor calidad-precio. A qué me refiero con ésto? Un vuelo que sea bueno (considerando escalas y duración) y que tenga un precio razonable. Por supuesto, no es tarea fácil encontrarlo… Cómo buscarlo? A prueba y error. Sí. Se trata de ir probando distintas fechas, combinaciones, aeropuertos…

En relación a las fechas, no sólo varían los precios según la época del año (de un mes al otro), sino que también varían según el día de la semana. Por eso, cuando sé la fecha aproximada que voy a viajar voy probando saliendo un lunes, un viernes, un domingo… Y lo mismo con la fecha de regreso. Es increíble la variación de precios.

Podés chequear en la página web de cada aerolínea qué días tienen vuelos hacia y desde tu destino, y así, acotar la búsqueda.

Respecto a las combinaciones, si tu viaje incluirá dos o más destinos, te recomiendo probar los vuelos en distinto orden. Por ejemplo, si pensás viajar desde Buenos Aires a Panamá y a Aruba, consultá el vuelo multidestino probando primero Bs. As. – Panamá – Aruba y luego Bs. As. – Aruba – Panamá. Cambiando los tramos verás que también, en la mayoría de los casos, hay diferencias considerables de precios.

Y si aún así, no encontrás precios razonables, tenés la opción de buscar vuelos que salgan de aeropuertos cercanos a tu ciudad, donde incluso la misma aerolínea puede ofrecer vuelos más baratos. Obviamente tendrás que tener en cuenta el costo del traslado hacia ese aeropuerto, para poder hacer la comparación.

 

2) Dónde buscar vuelos y alojamientos

Esto va a depender mucho de tu presupuesto y tus posibilidades de financiación. En mi caso siempre compro vuelos y alojamientos en agencias de viajes en línea. Por ejemplo, Despegar o Al Mundo. El motivo? Simple, porque puedo comprar mi viaje en cuotas. Y eso es lo que me permite seguir viajando. Generalmente estas agencias lanzan promociones de cuotas sin interés con tarjetas de crédito de ciertos bancos en determinadas fechas o con ciertas aerolíneas. Por eso me suscribo para que me lleguen las novedades a mi correo electrónico y así mantenerme informada de las promociones vigentes.

Si para vos no es un problema el tema de la financiación tenés la opción de comprar directamente en las páginas de las aerolíneas (incluso algunas también lanzan promociones con tarjetas), de los hoteles, o de otras agencias como Booking, Expedia, por nombrar algunas de las más populares.

 

3) Alojamiento

El lugar a elegir para hospedarnos, en mi opinión, depende de tres factores principales: el presupuesto con el que contamos, nuestros gustos o preferencias y el destino elegido.

Si estás planeando un viaje “gasolero” en el que contás con un presupuesto acotado, sos de adaptarte fácilmente y, a su vez, te encanta interactuar con gente y conocer otras culturas, la mejor opción es un hostel. También podés buscar departamentos a buen precio en páginas como Airbnb o Booking.

Por supuesto, hay destinos en donde no hay tanta variedad de hospedaje como en otros. En la mayoría de ciudades de Europa hay muchas posibilidades de alojamiento para los distintos presupuestos; pero no así por ejemplo en Aruba, donde predominan los hoteles.

Por último, pero no menos importante, es tener en cuenta el tipo de viaje que estamos haciendo. Si se trata de un viaje de descanso, donde planeás disfrutar de la playa todo el día querrás quedarte en un hotel de tipo “all inclusive”, disfrutando del sol, del mar, de la comida… En cambio si tu viaje es un viaje de aventura no te interesará tanto el tipo de alojamiento ya que pasarás la mayor parte del día de acá para allá recorriendo y conociendo lugares.

 

4) Calcular el presupuesto de mi viaje

Qué ítems debo tener en cuenta?

  • Vuelos y alojamiento. En el caso del alojamiento hay que destacar que en ciertas ciudades los hoteles te cobran tasas o impuestos (adicionales a la tarifa) que deberás abonar allí mismo en el hotel.
  • Traslados desde y hacia el aeropuerto. Deberás averiguar qué posibilidades de traslados existen en ese lugar (buses compartidos, individuales, taxis) y sus costos. Cabe destacar que hay hoteles que ofrecen a sus huéspedes el traslado gratuito (o a precios más bajos).
  • Cobertura médica internacional. Hay empresas que ofrecen distintos planes de cobertura y por eso es muy importante leer bien las condiciones del servicio. Algunas tarjetas de crédito que ofrecen este servicio en forma gratuita y con un limitado alcance, pero puede considerarse ampliar la cobertura.
  • Comida. Hay destinos que son caros por naturaleza y otros que no. Por ejemplo, no es lo mismo el costo de comer en Estados Unidos que el costo de comer en Brasil. Y aunque tengas decidido no ir a restaurantes, hay que tener en cuenta que en aquellas ciudades donde el costo de vida es alto, también el supermercado tendrá precios más elevados.
  • Excursiones. En caso de que no contrates excursiones y hagas actividades por tu cuenta hay que considerar los costos de traslado (buses, alquiler de vehículo, combustible), entradas, etc.
  • Compras. Acá se incluyen las compras personales (especialmente si es un destino conveniente para hacer shopping) como recuerdos o souvenirs del lugar.

 

5) Cómo armar mi valija y bolso de mano?

Valija

Acá hay variedad de preferencias! Hay gente que lleva una valija gigante (aunque sólo se vaya una semana) porque le cuesta un poco decidir qué llevar y qué no, entonces “por las dudas” empieza a cargar y cargar. De repente, parece que se está llevando el placard entero jaja! Y no sólo que a veces termina pagando exceso de equipaje, sino que al volver se da cuenta que usó menos de la mitad de las cosas… Y la verdad que cargar con mucho equipaje puede resultar muy molesto.

Se trata de viajar livianos. De llevar lo justo y necesario.

Me ha pasado, en mis primeros viajes, de llevar más cosas de las necesarias, pero es algo que se va aprendiendo con el tiempo. Cada vez cargo menos. Si voy a un hotel donde sé que cuentan con amenities (como shampoo, por ejemplo) ya no me llevo los míos. Si se trata de un destino de playa, llevo poco y nada, porque la mayoría del tiempo voy a estar en traje de baño.

Algo que no puede faltar en mi valija es un buen par de zapatillas, porque para mí es imprescindible estar cómoda para pasear y recorrer.

Bolso de mano

En el bolso de mano siempre cargo una muda de ropa. Nunca se sabe si tu valija llegará en tiempo y forma a destino! Entonces, en caso de que suceda eso (ojalá nunca!) es bueno tener algo de ropa a mano. Y así evitar pérdida de tiempo y dinero en tener que salir a comprar.

También cargo una campera abrigada (siempre tengo frío en el avión, y la mantita que entregan nunca me es suficiente jaja) y algunos artículos personales (de aseo, y demás) como así también vouchers y demás papeles importantes. Siempre debés informarte en la aerolínea qué artículos están permitidos llevar y en qué cantidades.

 

Si bien esta etapa de “planificación del viaje” a algunos les puede resultar un poco “estresante” por la ansiedad que genera, para mí es hermosa! La disfruto muchísimo. Desde el momento en que empiezo a armarlo, siento que mi viaje ya comenzó!

Y cuando el viaje comienza, sólo queda DISFRUTAR!

Categorías: General

2 commentarios

Bibiana · noviembre 1, 2019 a las 11:40 pm

Gracias por tus cobsejos, viajo a Ushuaia en diciembre. He viajado mucho y el destino mas hermoso a sido Egipto, te mando un abrazo

    Boleto a la Felicidad · noviembre 16, 2019 a las 5:02 pm

    Por nada Bibiana! Te deseo un hermoso viaje! Qué lindo debe ser Egipto! Saludos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Contenido protegido