Por qué Maui?

Elegimos conocer esta isla por la variedad de atractivos que ofrece, entre ellos el Parque Nacional Haleakala y la famosa Road To Hana. Maui es una de las islas más visitadas de Hawái y  uno de los destinos que más eligen los surfers.

Llegamos desde Big Island al aeropuerto de Kahului, a unos 40 minutos en auto de Lahaina, donde se encontraba nuestro hotel. Elegimos hospedarnos en esta ciudad por ser la más importante y turística de la isla, donde se encuentra el centro comercial. De todas formas hay muchas zonas lindas para quedarse como Kihei, Kahului, Kaanapali.

El hotel elegido por excelente relación precio-calidad fue el Best Western Pioner Inn. Fue el primer hotel de Lahaina, un hotel histórico ubicado frente a la plaza principal y el puerto, que ha sido muy bien conservado y cuyas habitaciones cuentan con balcones que ofrecen unas hermosas vistas del mar.

Estuvimos en la isla cuatro días completos y aquí les cuento qué hicimos día por día.

DIA 1

Conocimos The Banyan Tree, ubicado en la plaza frente al hotel. Es el árbol más grande de los Estados Unidos, el cual se ha extendido a través de sus ramas que, al llegar al piso, se han convertido en troncos, ocupando una gran área de la plaza. Tiene 16 troncos principales que se suman al tronco original del centro.

Almorzamos en el restaurante del hotel, que ofrece muy buena comida y precios razonables. Luego fuimos en auto hasta la zona de Kaanapali a conocer sus playas.

Paramos en Kaanapali Beach, una extensa playa de aguas turquesas donde no había mucha gente. Tiene un parking para los visitantes. En esta zona noté que los hoteles, como bordean la costa, le quitan un poco ese paisaje natural que ofrece Lahaina (donde lo hoteles son bajos y el acceso a las playas es más sencillo).

De allí fuimos caminando por la costa hasta Black Rock, una playa pequeña pero perfecta para esnórquel.

Recomiendo llevar zapatillas de agua porque el fondo está lleno de rocas. Aquí había un poco más de gente, atraída por la cantidad de peces que se podían ver. Muy linda.

Por la noche cenamos en Captain’s Jack, frente al hotel, pedimos carne y pasta y todo delicioso.

Hay que tener en cuenta que los restaurantes cierran muy temprano, entre las 9 y las 10 de la noche, algo que nosotros no estamos acostumbrados, por lo que muchas veces llegábamos cuando estaban por cerrar! Consejo: vayan a cenar alrededor de las 20 hs.

DIA 2

Nos levantamos bien temprano porque había llegado el momento de subir el Haleakala! Este volcán ocupa el 75% de la isla y su cumbre se encuentra a 3055 metros de altura.

Para llegar al Haleakala National Park tuvimos que manejar 1 hora y media aproximadamente desde el hotel. Y luego unos 40 minutos más hasta la cumbre. Era un viaje largo pero sabíamos que valía la pena. Allí hay una gran variedad de actividades que te ofrecen hacer, como caminatas guiadas, paseos a caballo y demás. Incluso si no querés manejar hasta la cumbre hay agencias de excursiones que ofrecen llevarte.

El parque cuenta con paisajes y vida silvestre únicos en el mundo. En la base del volcán se encuentra el área costera “kahakai”, donde la gente vive y cultiva la tierra.

La ruta hacia la cima del volcán está muy bien señalizada y no presenta complejidades más que algunas subidas un poco más empinadas que otras. Muchos turistas deciden subir el volcán al almanecer o al atardecer ya que las salidas y puestas de sol se ven increíbles. Pero para ello te tocará manejar de noche.

Recomiendo llevar ropa de abrigo ya que en la cumbre la temperatura es 20 grados menor a la base. También deben tener suficiente combustible y comida y bebidas ya que allí no hay lugares para comprar.

La entrada al parque cuesta U$S 25 y debe pagarse con tarjeta de crédito.

Vas subiendo por encima de las nubes y al llegar a la cumbre es realmente impresionante. Estás a 10023 pies (más de 3000 metros) y se ve la isla chiquitita, la costa, el mar, las nubes. Allí también hay una zona cerrada donde están los observatorios de investigación astronómica.

Si estás en Maui este lugar es una visita obligada, una experiencia única!

Luego fuimos a conocer Makena Beach y Maluaka Beach, ambas en la zona de Wailea y a sólo dos minutos de distancia entre ellas. Makena Beach es una amplia playa que ofrece un lindo paisaje, concurrida especialmente por surfers.

Maluaka Beach es una playa larga y angosta recomendada para practicar esnórquel, pero se complicaba porque la corriente estaba fuerte.

Fuimos a dar un paseo en auto por Kihei ya que estábamos de paso de regreso al hotel.

Por la tarde recorrimos el centro comercial de Lahaina, que particularmente me gustó mucho.

Fuimos a caminar por Baby Beach, una playa muy linda, grande y de aguas calmas. Allí se contempla un hermoso atardecer.

Frente a la playa se encuentra Jodo Mission, donde verás un hermoso templo budista y un enorme Buda, un lindo lugar para conocer y tomar fotos.

DIA 3

Este día iba a ser el más aventurero (y sí, agotador) de todos, íbamos a hacer la Road To Hana.

Esta ruta de 109 km que termina en el pueblo de Hana (como su nombre lo indica) tiene 620 curvas que en muchos tramos, como por ejemplo en sus 59 puentes, es muy angosta y sólo pasa un auto. La ruta es todo curvas porque las montañas impedían hacer tramos rectos. La gran cantidad de curvas hace que mucha gente se maree o le dé náuseas, por eso es recomendable hacer paradas.

En caso que no quieras hacerlo por tu cuenta hay tours que ofrecen llevarte a hacer esta excursión. Las ventajas de hacerlo por tu cuenta es parar cuantas veces quieras y donde quieras. La desventaja? El que maneja tiene que estar tan concentrado en la ruta que quizás se pierda un poco de disfrutar el camino. Pero como en un principio no sabíamos si íbamos a llegar hasta el final, o no, decidimos ir por nuestra cuenta.

Debido a que la ruta es doble mano y angosta la velocidad máxima es entre 15 y 20 millas por hora (un promedio de 30 km/h). Nos ha pasado tener que retroceder con toda una fila de autos hasta una parte más ancha para que pueda pasar un micro.

Es muy importante respetar la velocidad permitida y las señalizaciones. Hay algunos locales que, por conocer el camino de memoria, conducen más rápido que lo permitido; lo que hace que debamos prestar mucha atención e ir con cuidado.

A lo largo de la Road To Hana hay cientas de paradas, con paisajes increíbles como cascadas, bosques de bambú, miradores, cuevas, playas y mucho más. Si te interesa hacer muchas paradas lo recomendable es quedarse una noche en Hana, ya que es imposible ver todo en un solo día. Por eso nosotros elegimos las paradas que más nos interesaban para que el viaje no sea tan largo y poder volver en el día.

Nosotros salimos a las 8 am del hotel y a las 9:40 am estábamos entrando a la Road To Hana. Finalmente hicimos el camino hasta el final y nos tomó unas 3 horas y media de ida y otras tantas de vuelta haciendo las paradas más importantes.

Las paradas que hicimos, entre otras, fueron:

  • Twin Falls, las famosas cascadas gemelas rodeadas de abundante vegetación

  • Honomanu Bay, se puede acceder con camioneta hasta la playa o caminar aproximadamente 1 km. Es una pequeña playa rocosa de arena casi negra que ofrece un lindo paisaje.

  • Bamboo Forest, un gran bosque lleno de bambús.

  • Keanae Arboretum, un bosque repleto de árboles de distintas especies, donde sobresalen los árboles de troncos de colores.

  • Waianapanapa State Park, y su bellísima Black Sand Beach (playa de arena negra) y Lava Tube (túnel de lava).

  • Red Sand Beach, se encuentra al final del recorrido y para mí la parada más linda de todas. Esta playa de arena roja es algo que jamás había visto. El acceso es un poco complicado, hay que caminar por un sendero con desniveles y la humedad hace que sea un poco resbaladizo. Pero al llegar te quedás maravillado con el paisaje.

Al regreso de Hana y, a pesar del cansancio, decidimos dar una vuelta por Kahului y visitar el Ross y Walmart que se encuentran allí.

Cerca de las 20 hs ya estábamos en el hotel y fuimos a comer pizzas a Prison St. Pizza, donde sirven unas ricas pizzas gigantes y a buen precio.

DIA 4

Fuimos a Iao Valley, un valle muy turístico situado a unos 40 minutos en auto desde Lahaina. Pagamos U$S 5 el parking y accedimos a este parque nacional. Es un lugar hermoso, un paisaje verde rodeado de montañas donde se puede ver el agua cayendo desde las cumbres. El recorrido es corto, se hace en no más de 30 minutos. Este lugar es el símbolo de Maui, cuyas fotos aparecen en publicidades de la isla.

Luego volvimos al hotel y fuimos caminando para Baby Beach a pasar nuestro último día en la isla. Esta playa me pareció hermosa, angosta pero extensa. No hay olas, el agua es transparente y está lleno de corales. Hicimos esnórquel, ya que las aguas poco profundas y transparentes permitía observar una gran cantidad de peces.

Por la tarde recorrimos el centro comercial (había muy poca gente) y cenamos en Longhi´s, muy buena atención y muy ricas pastas.

Así nos despedíamos de la bella isla de Maui!

Categorías: Hawái

2 comentarios

Marta · noviembre 12, 2019 a las 7:12 am

Viajar en Marzo para el cumpleaños de mi esposo
Muy buena explicación voy a tratar de seguir todo tu itinerario
Gracias

    Boleto a la Felicidad · noviembre 16, 2019 a las 5:02 pm

    Qué bueno Marta! Maui es un paraíso! Les encantará! Feliz viaje!!! Saludos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: